Cuando el consolador no llega bueno es el perrro

Cuando el consolador no llega bueno es el perrro